Sorprendente Corpus Christi en Cusco

Gran cantidad de personas celebran el Corpus Christi.

Gran cantidad de personas celebran el Corpus Christi.

Si bien es cierto, el Corpus Christi se festeja en todo el Perú. Pero no hay lugar en donde se celebre más y mejor que en el Cusco, la Ciudad Imperial.

Primero, haremos un poco de historia para ubicarnos mejor.

Los indios acostumbraban sacar en procesión a las momias de los Incas. Ante esto, cuando los españoles llegaron al Cusco se quedaron totalmente sorprendidos por dicho ritual.

Los misioneros que habían llegado con los conquistadores tuvieron una idea para reemplazar esto, y fue algo muy sencillo, suplir los restos venerados de sus antepasados por imágenes de la virgen y santos católicos. Así se inició el Corpus Christi en el Cusco.

La fiesta del Corpus Christi se celebra unos 60 días después de la Pascua.

Actualmente, llegan de diferentes partes y organizadas en varias procesiones, unas quince vírgenes y santos hasta la Catedral del Cusco para rendir culto al cuerpo de Cristo.

La María Angola (campana más grande del Perú) suena durante todo el día. Cabe indicar que, quien se encargó de construir esta campana fue Diego Arias De la Cerda en el siglo XVI.

El día principal la procesión parte de la Plaza de Armas aproximadamente a las 11:00 a.m. Una vez terminada la procesión, los santos regresan a la catedral y los responsables de cada comunidad local se reúnen para conversar sobre los distintos problemas que aquejan a su colectividad.

El “chiriuchu” que es preparado a base de cuy, gallina, chorizos, tortillas y queso, es un típico plato que se consume el día central de la fiesta. Se acompaña de la bebida típica local, que es la chicha, cerveza y pan.