Laguna de Ñahuimpuquio, la tierra prometida

bbbbb

Encanto huancaíno.

Sus gélidas, diáfanas y azuladas  aguas presentan una ingente cantidad de truchas, patos en varias direcciones, además de bellos cisnes, los cuales dan un paseo por el enorme espejo líquido de una extensión de siete hectáreas.

Además, es de gran admiración las ruinas de Arhuaturo, impresionante legado que los pueblos de la zona de más de mil años crearon para sus familias, y ahora son punto fijo de visita.

Y si de aventura se trata, las carreras de automóvil han cobrado gran fama, como también los campeonatos de vóley, fútbol, sapito, entre otros.