La Herencia del Caballito de Totora

El Caballito de Totora

El Caballito de Totora

Incrustadas en la arena del norte del Perú, reposan estas embarcaciones de totora.

Por tiempos inmemoriables fue el símbolo de la herencia Mochica y Chimú, ya que se ha mantenido a lo largo del tiempo y constituye un insondable valor histórico.

Un caballito de Totora tiene una vida útil de aproximadamente un mes, y en cada uno de los poblados de este litoral aún existen expertos encargados de mantener intacta una flota.

 
Dominar estas embarcaciones no es tarea fácil. Se necesita mucha pericia, equilibrio y al mismo tiempo fuerza en los brazos para dirigir el remo.

Asimismo la técnica de elaboración de la Totora se ha transmitido de generación en generación. El caballito mide entre 3 a 4 metros y pesa estando seco aproximadamente 40 kilos.

Según la tradición, el pescador que no pueda cargar su balsa no debería adentrarse al mar porque después no sería capaz de controlarlo.

Cabe señalar que hasta el día hoy, los pobladores de esta región salen a pescar como lo hacían en el pasado los antiguos mochicas. Una herencia que perdura.