Casonas coloniales en Arequipa

Casa del Moral.- Esta casona debe su nombre a un viejísimo árbol de mora, que forma la esquina de las calles Moral y Bolívar. Su barroco frontis muestra talladuras en sillar, representando cabezas de puma, de cuyas bocas salen serpientes.

Complejo de la Compañía.-
Una edificación en Arequipa que conserva el arte colonial desde sus bases. Posee bellos corredores con portales de sillar tallado, y monogramas jesuíticos en su parte superior. Colinda con la iglesia de la Compañía, en la calle general Morán.

Casa Ricketts.- La planta de la casa forma un doble anillo cuadrado que encierra dos patios, notable ejemplar del sistema de construcción colonial arequipeño, basado en el uso de techos abovedados y de sillar. Su fachada tiene tres ventanas y un monograma jesuita tallado en sillar en la parte alta de la portada.

Casona Irriberry.- Es la que tiene las paredes de mayor espesor en Arequipa. Grandes habitaciones de bóveda y patios amplios la forman en la esquina de las calles Santa Catalina y San Agustín.